Bs As 2 de agosto 2013. DARUMA

  • concepto-3daruma-copy1

Abril

El fin de semana visite el Jardín Japones bien tempranito para poder disfrutar la calma antes de que llegue la masa dominguera  y me dieron unos papelitos simpáticos con las explicación sobre un muñeco llamado Daruma ¿Te acordas? esos que veíamos siempre en el  Barrio Chino.…

“El Daruma forma parte de la cultura japonesa, el nombre es una variante japonesa del nombre sanscrito Dharma. Por su forma ovoide con su centro de gravedad bajo que le permite caerse y volverse a levantar como un tentempié, representa la perseverancia y el esfuerzo”

“Si siete veces te caes, ocho te levantaras”

El Daruma se regala con los ojitos blancos para brindar buenos deseos y las instrucciones son las siguientes:

Piense en algo especial que desee alcanzar. Un deseo, una meta.

Pinte el ojo izquierdo con tinta negra. Focalice las energías positivas en lograr este objetivo.

Cuando se concrete el objetivo, pinte el otro ojo.

Finalmente, agradezca en la quema del Daruma el cumplimiento de su deseo”

 Pero como no soy amante de los fetiches sino de los significados, googlé para investigar si representaba cosas más profundas viniendo de la cultura japonesa y encontré la otra cara de los muñecos Daruma.

Los muñecos Daruma (達磨) representan a Bodhidharma (Daruma en japonés, el camino virtuoso de la iluminación), un monje de la india, fundador y primer patriarca del Zen.

Otro antiguo relato dice que se convirtió en maestro de budismo y viajó hacia China para compartir sus enseñanzas. Que en el camino hizo un alto en Tibet, donde ayudó a defender y reconstruir los monasterios devastados por las incursiones de saqueadores.
Precisamente en ese viaje Bodhidharma debió viajar hacia el monte Song (Songshan) a enseñar budismo en un templo Shaolin. El maestro se percató que no era posible reforzar las enseñanzas espirituales si no había cuerpos y mentes fuertes que las contuvieran, por lo que se propuso enseñarles un nuevo aspecto del dharma de Buda.
Con este propósito en mente, el maestro les instruyó en una disciplina de ejercicios de origen militar que rectificaban la mente y fortalecían el cuerpo. Esta disciplina, que posteriormente se llamó Kung Fu, también le sirvió a los monjes para defenderse de incursiones y saqueos. Bodhidharma enseñó que las artes marciales deben usarse sólo para defensa personal y nunca para amenazar o lastimar innecesariamente. “Aquel que provoca el combate ha perdido ya la batalla”, les decía Bodhidharma. 

No pude evitar acordarme de Kung Fu, la serie, vos no lo conoces porque no existías  pero el monje decía lo mismo.

Cerca del templo Shaolin, Bodhidharma había encontrado una cueva donde acudía a meditar diariamente. Seguramente en ella nació el más grande logro del Maestro Bodhidharma: la práctica del Budismo Zen. El Zen se basa en las enseñanzas escritas de Buda, pero hace énfasis en que el despertar, la iluminación (el estado de Buda) se logra a través de la experiencia interiorizada que ignora toda racionalidad por medio de la meditación. Precisamente Zen proviene de sánscrito dhyāna (ध्यान) y quiere decir meditación. Observa en tu propia naturaleza y conviértete en Buda”, nos dice Bodhidharma, y continúa: “En tanto continúes buscando al Buda (la iluminación) en otra parte, jamás te percatarás que tu propia mente es Buda.”

 

Hay muchas Historias sobre Daruma para confirmar en internet pero yo, me quedo con la última, para contarte. Si es verdadero o falso el cuentito no sé, pero me gusta lo que transmite.

Te ama, tu mamá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s