Cuando las abuelas pintan Mandalas

Mandalas Buenos Aires 3 de septiembre del 2014

Querida Abril

Hoy quiero que conozcas dos abuelas que comprueban que para el arte, no hay edad y que se puede comenzar cuando lo desees. Carmen de 80 y Clarita de 75 años comenzaron a pintar desde hace un tiempito. Ellas no se conocen entre sí, sin embargo llegan a las mismas conclusiones cuando pintan mándalas. MandalaCarmen costurera de vestidos de novia, trabajo desde los 13 años con telas y colores, hoy tiene artrosis en las manos pero un día recibió de su nieta un libro de mándalas para pintar con una caja de lápices y dice “Una vez que empiezo no puedo levantarme hasta terminarlos, y esta bueno porque en ese tiempo no estoy viendo la televisión ni las noticias… me siento tranquila, relajada, y no estoy viendo las noticias que siempre son tristes o feas.” Clarita mi compañera de Meditación por más de 20 años, en cambio conoce los efectos de estas formas sagradas que cuando se pintan provocan estados meditativos. abril 14 017Eso es lo bueno del arte, que cuando hacemos algo creativo, salen respuestas que no creemos tener guardadas y cuando eso que hacemos encierra un significado espiritual, eleva la conciencia provocando un estado de bienestar y plenitud.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pd: Gracias Clarita y Carmen